Festival de los Faroles

Papalotes_Puerto_Escondido_Waldorf_Martinsmas_Faroles.jpg

Este mes celebramos nuevamente nuestro Festival: “San Martin” o “Fiesta de los faroles”.  Es una fiesta especialmente mágica y muy bonita para los niños, que esperan con gran impaciencia y emoción. Además, festejarla nos predispone para la Navidad.

Durante las semanas anteriores  a los niños se les preparó día a día con cuentos, canciones y con la elaboración de su propio farolito, que sirvió para iluminar su recorrido en la caminata. 

Para nosotros  los adultos es interesante conocer la historia de San Martin: un legionario romano, que en una noche fría se topó con un mendigo que le pidió limosna. El soldado no tenía dinero y decidió compartir con él su capa, para que no tuviera frio. Se la quitó y la corto por la mitad con su espada, para cubrirlo. Con esta historia se fomenta la importancia del “compartir”.

La festividad simboliza la retirada del sol y la llegada de los días más cortos. La luz exterior disminuye y como consecuencia la luz interior tiene que aumentar. El farol simboliza nuestra luz interior que hay que guardar hasta la llegada del equinoccio de invierno. Buscar la luz que cada criatura guarda en su ser y mantenerla viva, en recogimiento, latente. Si confiamos en ella,  guiará bien nuestros pasos.

Por Margarita Isabel Massi, madre de familia

“Yo voy con mi farolito, y mi farolito conmigo. Arriba brillan las estrellas, y abajo brillamos nosotros”